Olivar de Tielmes

Para seguir aprendiendo el cuidado de los olivos, jugar y pasarla muy bien juntos.

Cesar nos enseñó el juego de la cuchara loca. Los niños lloraban de la risa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>